¿Por qué sigo sin empleo?

¿Por qué sigo sin empleo?

Como consecuencia de la destrucción masiva de puestos de trabajo durante los últimos años, miles de personas en la actualidad se encuentran en la difícil coyuntura de estar en desempleo, y en muchas ocasiones no saben cómo salir de esta situación. El desempleo de larga duración puede causar estragos en la autoestima y el bienestar de una persona, y peor aún, las grandes lagunas en el currículum que provoca el desempleo actual, también puede marcar a la persona desempleada y hacer que su búsqueda se prolongue más en el tiempo.

Existen muchas razones por las cuales una persona permanece en desempleo y en este post voy a tratar de proporcionar una serie de consejos para ayudaros a esquivarlas.

El estigma de estar en desempleo.

Consciente o inconscientemente, muchos empresarios tienen prejuicios a la hora de contratar a una persona que está en desempleo, sobre todo si ha permanecido sin trabajo durante más de seis meses.

Un estudio titulado “El estigma psicológico del desempleo”, ha encontrado prejuicios por parte de los directores de Recursos Humanos a la hora de seleccionar a un candidato que en la actualidad está en desempleo, y estos prejuicios aumentan en función de la duración del mismo. Esta discriminación, muy común en la actualidad, se basa en el estigma psicológico asociado al desempleo, por el cual los empresarios perciben a las personas que se encuentran en esta situación como menos competente y con menor empleabilidad que las personas con trabajo.

¿Cómo vencer esto?

Es importante desarrollar y mantener una buena imagen profesional y proyectarla a través de las herramientas 2.0. Tener un perfil activo en linkedin y hacerte visible participando en los grupos, es una buena manera de darte a conocer como profesional dentro de tu área de actividad, y demostrar que estas desempleado pero no parado.

Permanecer activo participando en acciones de voluntariado relacionadas con tu ocupación, es una opción muy favorable, ya que te permite mantener y ampliar tus competencias profesionales y evidenciar que los huecos en tu currículum durante el desempleo han estado ocupados en la realización de proyectos altruistas.

Realizar cursos de formación online y/o presenciales te va a permitir actualizarte dentro de tu sector y ampliar tu formación. Las personas que continúan formándose demuestran que están dispuestos a esforzarse para adquirir nuevos conocimientos que les permitan seguir siendo profesionales competentes. Una buena idea es evaluar tus capacidades y reforzar aquellas áreas en las que flaqueas, demostrando así una mayor cualificación profesional que te hará ser más valorado.

No estas aprovechando bien las oportunidades en tu búsqueda de empleo.

Tener éxito en la búsqueda de empleo requiere en la actualidad de un máximo esfuerzo. Con una tasa de desempleo desorbitada, nos encontramos en un mercado laboral con muchos candidatos y pocos puestos de trabajo. Los empresarios saben que pueden ser muy exigentes a la hora de elegir a un aspirante, y buscan un prototipo de trabajador que reúna todo tipo de competencias y en el nivel más alto.

¿Cómo hacer frente a esta situación?

Preparar muy cuidadosamente tu respuesta para cada oportunidad de empleo. Tu currículum y tu carta de presentación tienen que estar adaptados a cada oferta por la que postules.

Preparar muy a fondo las entrevistas de trabajo. La competencia es demasiado difícil para dejar tu entrevista en manos de la improvisación.

Es importante cuidar tu reputación en las redes sociales. Muchos empresarios y directores de Recursos Humanos rastrean las redes en busca de información relevante para completar el perfil de los candidatos. No publiques información sobre ti que pueda ser contraproducente y procura acatar un código ético en las conversaciones que establezcas en Internet. Resiste la tentación de discutir, criticar a tu antiguo jefe o cosas similares, ya que puede ser leído por un reclutador y descartar tu candidatura.

La competencia es dura, pero la puedes superar si estás preparado, cuidas tu reputación online y aportas el  valor y diferenciación necesarias a tu marca personal para destacar entre la multitud.

No estas cuidando tu red de contactos.

Cuando estamos en paro, y más si éste se prolonga en el tiempo, sentimos vergüenza y evitamos salir y conocer gente. Esta tendencia al aislamiento es muy perjudicial para nuestra búsqueda de empleo, ya que el establecimiento de redes de contacto resulta fundamental para conseguir un trabajo.

¿Qué puedo hacer?

No pases todo el día delante del ordenador buscando empleo. Queda con algún amigo para tomar un café, sal y haz deporte al aire libre. Nunca se sabe dónde puede estar la oportunidad que estas buscando.

No pienses en la redes de contacto como algo forzado. Piensa que tienes que salir con amigos y  conocer gente nueva y así podrás hacer nuevos contactos de los que pueden surgir nuevas oportunidades.

Aprovecha las jornadas, los cursos, los talleres y las oportunidades de voluntariado para conocer gente y establecer contactos que te pueden resultar útiles en el futuro.

Estamos en un mundo defectuoso y a veces tremendamente injusto. No debes de soportar toda la culpa de tu falta de empleo, ya que sin duda la mayoría de los reclutadores podrían mejorar tanto los procesos de selección como la forma en la que tratan a los demandantes. Realiza tus mayores esfuerzos, mantén a raya el desaliento y busca la motivación necesaria para seguir adelante contra todo pronóstico.

¡Siguiendo estos consejos estarás más cerca de conseguir tu meta! ¡Ve a por ello!

 

Voluntariado como oportunidad para lograr un empleo.

Foto_web2

Atendiendo a lo expuesto en la Ley 45/2015, de 14 de octubre de voluntariado, podemos definir esta actuación como el conjunto de actividades de interés general, con carácter altruista y solidario, llevadas a cabo por personas físicas, siempre que las mismas no se realicen en virtud de una relación laboral y que se desarrollen a través de organizaciones privadas o públicas y con arreglo a programas o proyectos concretos.

Ser voluntario en un programa u organización que lleve a cabo actuaciones relacionadas con tus intereses y tu formación profesional, además de una sensación de logro y de darte a los demás de forma desinteresada, te puede aportar oportunidades para ganar experiencia y  ampliar tu red de contactos, aumentando tus posibilidades de encontrar el empleo que deseas.

La mayoría de las personas tenemos inquietudes y estamos  interesados por un campo de acción en el cual nos sentimos cómodos y hábiles. Tenemos que tener muy claro cuáles son nuestros intereses a la hora de escoger un proyecto de voluntariado al que dedicar nuestro tiempo y sobre todo cuáles son nuestras motivaciones para llevarlo a cabo. Para involucrarnos en una acción de voluntariado tiene que existir un componente altruista por nuestra parte, ya que sin esta motivación es fácil abandonar con el tiempo. A su vez, implicarnos en un proyecto de este tipo conlleva también componentes motivacionales basados en intereses de mejora de nuestro desarrollo personal, de adquisición de habilidades profesionales, de creación de una red de contactos, de mejora de nuestro autoconcepto, obtención de certificados, aprendizaje de herramientas de trabajo o la necesidad de formar parte de un grupo social.

Si estas en búsqueda de empleo, una de las estrategias que puedes utilizar dentro de tu plan es el voluntariado. Realizar un voluntariado en una organización no gubernamental  es una buena forma de seguir afianzando tus habilidades y de aumentar tus posibilidades de conseguir un trabajo remunerado.

¿Cómo puede ayudarte a conseguir un empleo participar como voluntario en un proyecto?

El voluntariado te puede aportar muchos beneficios, suponiendo un gran impulso para ayudarte a prosperar en tu carrera profesional. Es una manera muy positiva de conseguir la formación y experiencia en las áreas de trabajo que nuestros puestos actuales o anteriores no nos proporcionan. Si necesitas experiencia para poder optar a un puesto de trabajo o para mejorar en el actual, un proyecto de voluntariado te puede ofrecer esta oportunidad, ayudándote a desarrollar nuevas habilidades profesionales. También puedes obtener experiencia en un campo nuevo al que te gustaría dedicarte y en el cuál no has tenido la oportunidad de trabajar. Si deseas dar un giro a tu carrera profesional, el voluntariado es una gran manera de adquirir la experiencia que necesitas para lograr ese empleo nuevo que deseas.

Además de ampliar tu experiencia, podrás rellenar en tu currículum los periodos en los que has estado sin empleo. Cuando en una entrevista de trabajo te pregunten a que has dedicado tu tiempo desde que finalizaste tu último trabajo, podrás hablar sobre las actividades que has estado haciendo como voluntario. Por otro lado, eer voluntario para una organización te puede ayudar a destacar en tu currículum vitae. La mayoría de los directores de RRHH de organizaciones no gubernamentales consideran la experiencia de voluntariado como algo importante a la hora de seleccionar a sus candidatos.

Muchas empresas tienen un fuerte componente de responsabilidad social y prefieren los candidatos que están involucrados en acciones de compromiso social, ya que demuestran mejores competencias personales y profesionales. El uso de tu tiempo para obtener nuevas habilidades y ayudar a las personas o a la comunidad, ya sea mientras se está en búsqueda de empleo o trabajando, destaca la disponibilidad del candidato para aprender cosas nuevas y la capacidad para trabajar en grupo. Tu dedicación a un área concreta dentro de tus labores sin fines de lucro, demostrará a tu potencial empleador que eres una persona comprometida y que tienes experiencia en esa área de actuación.

Si tienes claro que quieres trabajar en una organización en particular, hacerte voluntario en alguno de los proyectos que tengan en marcha te abrirá las puertas para obtener un trabajo remunerado en el futuro. Tendrás la posibilidad de conocer a los coordinadores, de entablar relaciones con los trabajadores, y recibir información de nuevas vacantes de empleo de primera mano. También es una buena oportunidad para demostrar que eres un buen profesional y que puedes aportar valor a la entidad.

Un voluntariado ofrece muchas posibilidades de conocer a profesionales que te pueden ayudar a encontrar el trabajo que buscas. Si eliges un proyecto relacionado con tu área profesional, podrás coincidir con personas con intereses similares a los tuyos y crear una red de contactos, dándote a conocer en tu campo. El establecimiento de una red de contactos significativos, es una de las herramientas más importantes para la búsqueda de empleo y el voluntariado te ofrece una gran oportunidad para entablar relaciones con una gran cantidad de personas dentro de un entorno profesional.

Otro de los grandes beneficios que te puede aportar realizar un voluntariado es la mejora de tu autoestima y confianza. El equipo de voluntarios son recursos humanos de inestimable valor dentro de una organización no gubernamental, y realizan tareas de gran importancia para el logro de los objetivos de ayuda comunitaria que desempeñan. El hecho de que tu labor como voluntario tenga un impacto positivo en la vida de las personas, hace que te sientas útil y apreciado, lo que generará en ti una sensación de eficacia y de mejora de tu autoconcepto. Como he expuesto en anteriores artículos, cuando estás fuera del mercado laboral, es fácil perder la confianza en uno mismo y cuestionar nuestro valor como profesionales, especialmente en la realidad actual del mercado laboral, en la que conseguir una entrevista es a veces casi imposible. El voluntariado te puede aportar una sensación de logro que te animará a cambiar tu actitud y afrontar tu búsqueda de empleo con positividad.

A modo de consejo final, decirte que si estás buscando empleo, trabajar como voluntario para un proyecto que entre dentro de tus intereses es una posibilidad que debes de contemplar. A parte de estar realizando una importante labor social, podrás mejorar tus posibilidades de conseguir el trabajo que deseas.

Aquellos que tienen el privilegio de saber, tienen la obligación de actuar. Albert Eisntein.

Francisco Góngora.

 

Linkedin: Gestiona tu red de contactos y participa en los grupos.

Linkedin, Contacgtos y Grupos.

En este post vamos a explorar cómo crear y gestionar la red de contactos en Linkedin de manera que nos ayude a lograr nuestros propósitos y cómo compartir conocimientos y entablar debates, participando en la gran variedad de  grupos especializados en temas concretos que existen en Linkedin.

LOS CONTACTOS.

Al tratarse de una red social, Linkedin supone una muy buena oportunidad para localizar y establecer contactos con empresas o profesionales que nos interesen y construir una red profesional. Si elegimos los contactos en base a una estrategia, nos pueden aportar aspectos interesantes, ya que nos va a permitir hacer networking mediante el encuentro con expertos de nuestro sector, estar al día con las tendencias de nuestra área y compartir información con otras personas que hacen un trabajo similar al nuestro.

Cuando has creado tu perfil en Linkedin, la plataforma te permite en principio contactar con gente que conoces y que tienes como contacto en tu agenda del correo electrónico. Por tanto, podrás contactar con amigos, compañeros de estudios, colegas de profesión, socios y convertirlos en parte de tu red. Estos serían los contactos directos o de primer nivel y su principal función es la de proporcionar oportunidades para conocer otros profesionales.

A partir de estos primeros contactos Linkedin comenzará a sugerirnos otros nuevos, que son los contactos de nuestros contactos directos y recomendar a su vez nuestro perfil a los contactos de nuestros contactos. Son los contactos de segundo nivel de relación y te ofrecen la oportunidad de aumentar considerablemente tu red. Puedes dirigirte a ellos a través de mensaje o solicitando una presentación a tu contacto de primer nivel. Por tanto, una vez que has conectado con una persona, podrás tener acceso a su lista de conexiones, ya que Linkedin te permite explorar a los profesionales que hay en tu segundo nivel, empleando la opción avanzada a la derecha del buscador. Aquí puedes hacer búsquedas específicas en función de tus propósitos. Linkedin no te permite establecer contacto con usuarios que no conoces, y te va a pedir especificar qué relación tienes con ellos. En caso de no poder enviarle solicitud, una buena opción es pedir a tu contacto común que os presente. A través de un contacto mutuo, podrás solicitar que te presente a un contacto de su red que te interese a nivel profesional.

Los contactos de tercer nivel, son los contactos de la gente de tu segundo nivel de relación. Podemos acceder a ellos mediante mensaje Inmail o solicitando presentación, al igual que ocurre con los de segundo nivel.

Otro tipo de contactos son los compañeros de los grupos. Linkedin los considera parte de tu red por pertenecer al mismo grupo. Puedes contactar con ellos enviándoles mensajes o utilizando la sección de debates en grupo.

Es importante contar con una red lo más amplia posible. Tus contactos te aportaran nuevos contactos que,  a su vez, colaboran con otros contactos nuevos, actuando como conectores.

No todos los contactos van a tener el mismo valor, ya que cada contacto tendrá a su vez un número diferente de contactos. A los contactos que nos pueden brindar muchas oportunidades , haciendo que nuestra red crezca, se les llama superconectores y los podemos identificar porque en su perfil pone a la derecha +500.

En principio te sugiero que aceptes a todos los contactos que te soliciten pertenecer a tu red, ya que todo el mundo nos puede aportar oportunidades.

La idea en Linkedin no es solo contactar por contactar, sino comunicarnos con nuestra red, establecer relaciones y profundizar en el conocimiento de esas personas, y para ello debemos de escribir a todos los contactos que nos acepten y a todos los que conecten con nosotros, siendo cordiales y educados.

LOS GRUPOS.

Una de las funcionalidades más populares de la red profesional son sus páginas de grupos. Además del establecimiento de redes, también puedes crear y unirte a grupos específicos para discutir ideas y noticias de tu sector. Esta es una gran manera de seguir ampliando y consolidando tu red de contactos. Los usuarios que participan activamente en los grupos reciben hasta cuatro veces más visitas a su perfil profesional.

Los grupos pueden ser públicos y cualquier usuario de linkedin puede ver los debates. Para unirte a ellos solo tienes que hacer clic en el botón únete y serás admitido de forma automática. También hay grupos privados dónde los debates solo pueden ser vistos por los miembros del grupo. El acceso a ellos está condicionado a la aprobación por parte de administrador del grupo.

También tienes la opción de crear un grupo. Tan solo tienes que ir a la pestaña de Intereses, seleccionar Grupos en el desplegable y en la nueva página, pinchar sobre el botón Crear un grupo que está en la parte inferior derecha de la página. La persona que crea un grupo es la propietaria del mismo y por lo tanto su administradora. Tiene la capacidad de proponer los temas, los debates, hacer los subgrupos, las reglas de participación, invitar a otros usuarios de la red a unirse, y puede hacer presentaciones entre los miembros del grupo.

Puedes utilizar los grupos en LinkedIn como una especie de laboratorio de ideas o brainstorming abierto. Al ofrecer tu experiencia a los usuarios de la red y publicar contenido especializado,  generas confianza y mejoras tu reputación como experto en tu área. A través de los grupos puedes darle una mayor visibilidad a tu marca personal, posicionarte como un especialista y aumentar las visitas a tu blog/web, así como mantenerte informado acerca de las noticias y las últimas tendencias dentro de tu profesión.

También puedes utilizar la actualización de estado de tu perfil para hacer preguntas a las personas en tu red o compartir noticias o conocimientos. La actualización de estado en LinkedIn funciona de una manera similar a la del timeline de Twitter.

En el próximo post hablaremos sobre otra de las opciones que nos ofrece esta red social, buscar empleo.