¿Por qué sigo sin empleo?

¿Por qué sigo sin empleo?

Como consecuencia de la destrucción masiva de puestos de trabajo durante los últimos años, miles de personas en la actualidad se encuentran en la difícil coyuntura de estar en desempleo, y en muchas ocasiones no saben cómo salir de esta situación. El desempleo de larga duración puede causar estragos en la autoestima y el bienestar de una persona, y peor aún, las grandes lagunas en el currículum que provoca el desempleo actual, también puede marcar a la persona desempleada y hacer que su búsqueda se prolongue más en el tiempo.

Existen muchas razones por las cuales una persona permanece en desempleo y en este post voy a tratar de proporcionar una serie de consejos para ayudaros a esquivarlas.

El estigma de estar en desempleo.

Consciente o inconscientemente, muchos empresarios tienen prejuicios a la hora de contratar a una persona que está en desempleo, sobre todo si ha permanecido sin trabajo durante más de seis meses.

Un estudio titulado “El estigma psicológico del desempleo”, ha encontrado prejuicios por parte de los directores de Recursos Humanos a la hora de seleccionar a un candidato que en la actualidad está en desempleo, y estos prejuicios aumentan en función de la duración del mismo. Esta discriminación, muy común en la actualidad, se basa en el estigma psicológico asociado al desempleo, por el cual los empresarios perciben a las personas que se encuentran en esta situación como menos competente y con menor empleabilidad que las personas con trabajo.

¿Cómo vencer esto?

Es importante desarrollar y mantener una buena imagen profesional y proyectarla a través de las herramientas 2.0. Tener un perfil activo en linkedin y hacerte visible participando en los grupos, es una buena manera de darte a conocer como profesional dentro de tu área de actividad, y demostrar que estas desempleado pero no parado.

Permanecer activo participando en acciones de voluntariado relacionadas con tu ocupación, es una opción muy favorable, ya que te permite mantener y ampliar tus competencias profesionales y evidenciar que los huecos en tu currículum durante el desempleo han estado ocupados en la realización de proyectos altruistas.

Realizar cursos de formación online y/o presenciales te va a permitir actualizarte dentro de tu sector y ampliar tu formación. Las personas que continúan formándose demuestran que están dispuestos a esforzarse para adquirir nuevos conocimientos que les permitan seguir siendo profesionales competentes. Una buena idea es evaluar tus capacidades y reforzar aquellas áreas en las que flaqueas, demostrando así una mayor cualificación profesional que te hará ser más valorado.

No estas aprovechando bien las oportunidades en tu búsqueda de empleo.

Tener éxito en la búsqueda de empleo requiere en la actualidad de un máximo esfuerzo. Con una tasa de desempleo desorbitada, nos encontramos en un mercado laboral con muchos candidatos y pocos puestos de trabajo. Los empresarios saben que pueden ser muy exigentes a la hora de elegir a un aspirante, y buscan un prototipo de trabajador que reúna todo tipo de competencias y en el nivel más alto.

¿Cómo hacer frente a esta situación?

Preparar muy cuidadosamente tu respuesta para cada oportunidad de empleo. Tu currículum y tu carta de presentación tienen que estar adaptados a cada oferta por la que postules.

Preparar muy a fondo las entrevistas de trabajo. La competencia es demasiado difícil para dejar tu entrevista en manos de la improvisación.

Es importante cuidar tu reputación en las redes sociales. Muchos empresarios y directores de Recursos Humanos rastrean las redes en busca de información relevante para completar el perfil de los candidatos. No publiques información sobre ti que pueda ser contraproducente y procura acatar un código ético en las conversaciones que establezcas en Internet. Resiste la tentación de discutir, criticar a tu antiguo jefe o cosas similares, ya que puede ser leído por un reclutador y descartar tu candidatura.

La competencia es dura, pero la puedes superar si estás preparado, cuidas tu reputación online y aportas el  valor y diferenciación necesarias a tu marca personal para destacar entre la multitud.

No estas cuidando tu red de contactos.

Cuando estamos en paro, y más si éste se prolonga en el tiempo, sentimos vergüenza y evitamos salir y conocer gente. Esta tendencia al aislamiento es muy perjudicial para nuestra búsqueda de empleo, ya que el establecimiento de redes de contacto resulta fundamental para conseguir un trabajo.

¿Qué puedo hacer?

No pases todo el día delante del ordenador buscando empleo. Queda con algún amigo para tomar un café, sal y haz deporte al aire libre. Nunca se sabe dónde puede estar la oportunidad que estas buscando.

No pienses en la redes de contacto como algo forzado. Piensa que tienes que salir con amigos y  conocer gente nueva y así podrás hacer nuevos contactos de los que pueden surgir nuevas oportunidades.

Aprovecha las jornadas, los cursos, los talleres y las oportunidades de voluntariado para conocer gente y establecer contactos que te pueden resultar útiles en el futuro.

Estamos en un mundo defectuoso y a veces tremendamente injusto. No debes de soportar toda la culpa de tu falta de empleo, ya que sin duda la mayoría de los reclutadores podrían mejorar tanto los procesos de selección como la forma en la que tratan a los demandantes. Realiza tus mayores esfuerzos, mantén a raya el desaliento y busca la motivación necesaria para seguir adelante contra todo pronóstico.

¡Siguiendo estos consejos estarás más cerca de conseguir tu meta! ¡Ve a por ello!

 

Anuncios

Cómo buscar trabajo en Linkedin

Una de las grandes ventajas de Linkedin, es su posición como punto de encuentro entre profesionales y empresas. Las personas y las empresas utilizan Linkedin para la creación de redes, la búsqueda de empleo, la contratación, para investigar a la competencia y para hacer marketing, lo que supone la plataforma perfecta para que las empresas recluten talento.

Cómo buscar empleo en Linkedin

¿Cómo solicitar un empleo en Linkedin?

Podemos buscar empleo de forma indirecta. En nuestro perfil mostramos nuestras actitudes y habilidades, para que las validen y recomienden nuestros contactos, lo que generará una visibilidad mucho mayor. Si contamos con un perfil  excelente, las empresas que estén reclutando talento nos encontrarán en el buscador, por lo que tendremos opciones de contactar con ellas a pesar de que no hayan publicado ofertas. Se trata de una búsqueda de empleo pasiva, ya que son las empresas las que se ponen en contacto con nosotros si requieren un profesional con nuestros conocimientos. Si estas buscando un nuevo puesto de trabajo, tendrás que hacer que los posibles empleadores puedan ver en tu perfil aquello que les interesa, es decir, tu experiencia y tus habilidades.

Podemos hacer también una búsqueda directa. Existe una sección de empleo en la que las empresas cuelgan sus ofertas de trabajo. Este apartado cuenta con un buscador propio en el que se pueden encontrar ofertas por palabras claves que correspondan con nuestro perfil profesional y nuestros intereses. Utiliza la opción de búsqueda avanzada para refinar tu búsqueda y para hacer exploraciones por lugar, nivel de experiencia, empresa, puesto de trabajo, funciones de trabajo, el salario y por fecha de publicación.

También podemos contactar con las empresas a través de mensajes privados. Buscar entre nuestros contactos y comunicarnos de manera privada con ellos. A través del buscador avanzado, hacemos averiguaciones más especificas y  localizamos a los miembros de los departamentos de RRHH o a aquellas personas con capacidad de decisión en las empresas en las que estamos interesados. Debes de ser cuidadoso a la hora de utilizar este recurso. El éxito en LinkedIn se basa en gran medida en la reputación. Ten cuidado a la hora de hacer una solicitud para trabajar en una empresa  y hazlo solo si crees verdaderamente que puedas obtener algún beneficio. No se trata de pedir trabajo, sino de venderte como profesional dentro de tu área.

¿Cómo puedes asegurarte de que estas utilizando todo el potencial de LinkedIn para ayudarte en tu búsqueda de empleo?

Es importante utilizar eficazmente tus conexiones y usar la información disponible en Linkedin cuando estas solicitando un puesto de trabajo. Puedes utilizar Linkedin como una herramienta para investigar sobre las empresas en las que estas interesado en trabajar. Realizarás búsquedas avanzadas para obtener resultados más concisos y concretos. Por ejemplo, qué personas trabajan en esa empresa, si hay algún conocido trabajando ahí, qué cualidades profesionales tienen los empleados, quienes son los responsables…etc. Todo ello te proporcionara información valiosa a la hora de decidir cómo vas a entrar en contacto con esa organización.

Es importante seguir los perfiles de las empresas en las que quieres trabajar, ya que es una buena manera de obtener más información sobre ella. Podrás ver tus conexiones con la empresa, las nuevas contrataciones, promociones, trabajos publicados, empresas relacionadas, eventos que realizan…etc

Otro consejo a la hora de buscar empleo es que añadas la url de tu perfil en Linkedin en tu firma de correo electrónico cuando envíes autocandidaturas a las organizaciones a través de e-mail. Esto expandirá aún más tu red y tu exposición.

Recuerda, Linkedin es un sitio excelente para la búsqueda de empleo. ¿Lo estás utilizando de forma efectiva?

Linkedin: Gestiona tu red de contactos y participa en los grupos.

Linkedin, Contacgtos y Grupos.

En este post vamos a explorar cómo crear y gestionar la red de contactos en Linkedin de manera que nos ayude a lograr nuestros propósitos y cómo compartir conocimientos y entablar debates, participando en la gran variedad de  grupos especializados en temas concretos que existen en Linkedin.

LOS CONTACTOS.

Al tratarse de una red social, Linkedin supone una muy buena oportunidad para localizar y establecer contactos con empresas o profesionales que nos interesen y construir una red profesional. Si elegimos los contactos en base a una estrategia, nos pueden aportar aspectos interesantes, ya que nos va a permitir hacer networking mediante el encuentro con expertos de nuestro sector, estar al día con las tendencias de nuestra área y compartir información con otras personas que hacen un trabajo similar al nuestro.

Cuando has creado tu perfil en Linkedin, la plataforma te permite en principio contactar con gente que conoces y que tienes como contacto en tu agenda del correo electrónico. Por tanto, podrás contactar con amigos, compañeros de estudios, colegas de profesión, socios y convertirlos en parte de tu red. Estos serían los contactos directos o de primer nivel y su principal función es la de proporcionar oportunidades para conocer otros profesionales.

A partir de estos primeros contactos Linkedin comenzará a sugerirnos otros nuevos, que son los contactos de nuestros contactos directos y recomendar a su vez nuestro perfil a los contactos de nuestros contactos. Son los contactos de segundo nivel de relación y te ofrecen la oportunidad de aumentar considerablemente tu red. Puedes dirigirte a ellos a través de mensaje o solicitando una presentación a tu contacto de primer nivel. Por tanto, una vez que has conectado con una persona, podrás tener acceso a su lista de conexiones, ya que Linkedin te permite explorar a los profesionales que hay en tu segundo nivel, empleando la opción avanzada a la derecha del buscador. Aquí puedes hacer búsquedas específicas en función de tus propósitos. Linkedin no te permite establecer contacto con usuarios que no conoces, y te va a pedir especificar qué relación tienes con ellos. En caso de no poder enviarle solicitud, una buena opción es pedir a tu contacto común que os presente. A través de un contacto mutuo, podrás solicitar que te presente a un contacto de su red que te interese a nivel profesional.

Los contactos de tercer nivel, son los contactos de la gente de tu segundo nivel de relación. Podemos acceder a ellos mediante mensaje Inmail o solicitando presentación, al igual que ocurre con los de segundo nivel.

Otro tipo de contactos son los compañeros de los grupos. Linkedin los considera parte de tu red por pertenecer al mismo grupo. Puedes contactar con ellos enviándoles mensajes o utilizando la sección de debates en grupo.

Es importante contar con una red lo más amplia posible. Tus contactos te aportaran nuevos contactos que,  a su vez, colaboran con otros contactos nuevos, actuando como conectores.

No todos los contactos van a tener el mismo valor, ya que cada contacto tendrá a su vez un número diferente de contactos. A los contactos que nos pueden brindar muchas oportunidades , haciendo que nuestra red crezca, se les llama superconectores y los podemos identificar porque en su perfil pone a la derecha +500.

En principio te sugiero que aceptes a todos los contactos que te soliciten pertenecer a tu red, ya que todo el mundo nos puede aportar oportunidades.

La idea en Linkedin no es solo contactar por contactar, sino comunicarnos con nuestra red, establecer relaciones y profundizar en el conocimiento de esas personas, y para ello debemos de escribir a todos los contactos que nos acepten y a todos los que conecten con nosotros, siendo cordiales y educados.

LOS GRUPOS.

Una de las funcionalidades más populares de la red profesional son sus páginas de grupos. Además del establecimiento de redes, también puedes crear y unirte a grupos específicos para discutir ideas y noticias de tu sector. Esta es una gran manera de seguir ampliando y consolidando tu red de contactos. Los usuarios que participan activamente en los grupos reciben hasta cuatro veces más visitas a su perfil profesional.

Los grupos pueden ser públicos y cualquier usuario de linkedin puede ver los debates. Para unirte a ellos solo tienes que hacer clic en el botón únete y serás admitido de forma automática. También hay grupos privados dónde los debates solo pueden ser vistos por los miembros del grupo. El acceso a ellos está condicionado a la aprobación por parte de administrador del grupo.

También tienes la opción de crear un grupo. Tan solo tienes que ir a la pestaña de Intereses, seleccionar Grupos en el desplegable y en la nueva página, pinchar sobre el botón Crear un grupo que está en la parte inferior derecha de la página. La persona que crea un grupo es la propietaria del mismo y por lo tanto su administradora. Tiene la capacidad de proponer los temas, los debates, hacer los subgrupos, las reglas de participación, invitar a otros usuarios de la red a unirse, y puede hacer presentaciones entre los miembros del grupo.

Puedes utilizar los grupos en LinkedIn como una especie de laboratorio de ideas o brainstorming abierto. Al ofrecer tu experiencia a los usuarios de la red y publicar contenido especializado,  generas confianza y mejoras tu reputación como experto en tu área. A través de los grupos puedes darle una mayor visibilidad a tu marca personal, posicionarte como un especialista y aumentar las visitas a tu blog/web, así como mantenerte informado acerca de las noticias y las últimas tendencias dentro de tu profesión.

También puedes utilizar la actualización de estado de tu perfil para hacer preguntas a las personas en tu red o compartir noticias o conocimientos. La actualización de estado en LinkedIn funciona de una manera similar a la del timeline de Twitter.

En el próximo post hablaremos sobre otra de las opciones que nos ofrece esta red social, buscar empleo. 

Cómo configurar tu perfil profesional en Linkedin.

linkedin

Linkedin es la red social profesional por excelencia. Es la más utilizada para encontrar trabajo y para iniciar, mantener y hacer crecer una red de contactos profesionales.

Tu perfil en Linkedin es un escaparate para los potenciales empleadores. Es una base de datos de talento y habilidades y una de las herramientas más utilizadas por los reclutadores para buscar candidatos. Eres potencialmente visible para todos aquellos que buscan específicamente lo que tu puedes ofrecer.

Claves para optimizar tu perfil en Linkedin.

Si quieres que tu perfil te ayude a cumplir tus objetivos profesionales, debes de tener en cuentas las siguientes claves a la hora de configurarlo:

Imagen: Se nos debe de ver de forma clara y con luz, además de con cierto aire profesional. La gente recuerda más los rostros que los nombres.

Dirección de perfil: Personaliza la url de tu perfil haciendo que contenga tu nombre y tu profesión, para que te puedan identificar con ella.

Titular: Tienes 120 caracteres en la parte superior de tu perfil para describir lo que haces. Es importante que contenga palabras claves que describan de forma convincente por lo que nos interesa ser encontrados. Por defecto, si no configuramos esta opción, aparece la última profesión que registramos en experiencia.

Extracto: Se trata de un resumen de tu vida profesional. Responde a la pregunta ¿Cómo resumirías tu experiencia y objetivos?. Cualquier persona que lo lea, debe de tener claro quien eres, qué haces y cuales son tus intereses profesionales. Aquí no se trata de explicar tu C.V, sino de hablar de las cualidades y competencias que has alcanzado a lo largo de tu trayectoria. Tu resumen puede incluir fotografías, una infografía de tu experiencia o un vídeo de una charla que diste. Vale la pena hacer el esfuerzo y escribir un resumen que sea cautivador y que refleje tu esencia como profesional. Puedes terminar realizando una llamada a la acción del tipo”ahora que me conoces y sabes lo que hago, si estas interesado no dudes en ponerte en contacto conmigo, estoy abierto a todo tipo de propuestas profesionales.”

Experiencia: Es lo que más se parece a un Curiculum Vitae  tradicional. Se trata del espacio dedicado a exhibir tu experiencia, conocimientos y habilidades. Es importante hablar de las funciones que has realizado en el puesto de trabajo, lo que has aportado al puesto y cuál ha sido tu valor diferencial. Es importante también, actualizarlo cada vez que cambie tu situación laboral para que no quede desfasado. Cuando teclees el nombre de la empresa, debes de elegir entre las sugerencias que aparecen. Esto quiere decir que otras personas ya han dicho que trabajan en esa empresa y te agrupará con ellas. Si la empresa tiene página en Linkedin, aparecerá su logotipo en tu perfil.

Aptitudes y conocimientos: Son los términos que añadimos sobre las áreas que dominamos. Nuestros contactos las pueden validar, lo que genera confianza en quien lo ve, ya que nos aporta credibilidad. Es muy recomendable añadir las aptitudes ya que funcionan muy bien en el buscador. Por ejemplo, podrían estar buscando a un Psicólogo especialista en Mediación Familiar, y si un Psicólogo ha marcado entre sus aptitudes la Mediación Familiar y consigue varias validaciones, será muchos más probable que aparezca en el buscador. Sé generoso con los contactos que conozcas, validando sus aptitudes y conocimientos para que ellos hagan lo mismo contigo.

Educación: Añade todo lo que hayas estudiado, carrera, master y los cursos que te sirvan para tu vida profesional. Aquí tambien puedes seleccionar entre las opciones que te aparecen mientras  tecleas el nombre del centro dónde estudiaste cada titulación. Esto nos agrupara automáticamente con otros alumnos y nos será más sencillo contactar con compañeros.

Recomendaciones: Uno de los aspectos más valioso que aporta Linkedin, es el generar credibilidad y ello lo podemos conseguir a través del apartado de recomendaciones. Podemos recomendar y ser recomendados. No todas las recomendaciones tienen el mismo peso, siendo las más significativas las de los jefes o los clientes, seguidas de las de los compañeros. Para lograr que tu perfil aporte a quien lo vea, una gran credibilidad, tienes que ser proactivo a la hora de pedir recomendaciones.

Palabras clave y SEO: Incluir palabras claves en todas las secciones de tu perfil para la optimización de los motores de búsqueda (SEO). Ya sabes que cuando los reclutadores hacen búsquedas en Linkedin, lo hacen utilizando palabras clave en función de la industria o el perfil de candidato que necesitan.

Grupos y Asociaciones: Los grupos son una excelente manera de construir relaciones y establecer contactos con personas que están haciendo un trabajo similar al tuyo o que tiene intereses comunes. Tienes alrededor de 1,3 millones de grupos en Linkedin para elegir. Únete a la mayor cantidad de grupos relevantes que puedas y contribuye en las conversaciones que se generan, muestra tu experiencia, tu valor y tus intereses.

Asegúrate de tener el perfil completo: Linkedin dice que un perfil aparece 40 veces más en los resultados de búsqueda si está completo. Tienes 40 veces más oportunidades de ser encontrado.

Ahora ya tienes tu perfil preparado para comenzar a buscar aquellos contactos que te interesen en tu objetivo profesional. En el próximo post te daré las claves para relacionarte de manera efectiva en Linkedin y crear una red de contactos.

Francisco Góngora.