Psicología positiva para conseguir empleo.

 

Psicología positiva y búsqueda de empleo

La Psicología positiva se ocupa del estudio e investigación científica de las cualidades y emociones positivas del ser humano. Trata de investigar cuales son los procesos subyacentes a las cualidades positivas de las personas. Sus objetivos son aportar nuevos conocimientos sobre la psicología humana en relación a aspectos como el  optimismo, la felicidad o la inteligencia emocional. En lugar de centrarse en los aspectos negativos para intentar mejorarlos, la Psicología positiva pone el énfasis en las fortalezas, en lo correcto de las personas. El interés está en lo que contribuye al bienestar de la persona, no en lo que la hace sufrir, en los logros y éxitos que ha tenido, y no en sus fracasos.

Si estas en desempleo habrás escuchado más de una vez lo importante que es mantener una actitud positiva y aunque a veces resulte repetitivo, es totalmente cierto. La conocida como ley de la atracción, que nutre sus raíces en el concepto de “pensamiento positivo”, viene a decir que lo semejante atrae a lo semejante. Por tanto, si tienes una buena opinión de ti mismo, una visión positiva del futuro, si deseas algo con mucha intensidad, con pleno optimismo y confianza y piensas que vas a lograr el empleo que estás buscando, es mucho más probable que alcances tus objetivos. Al contrario, si eres consistentemente negativo, tienes una visión pesimista acerca del futuro y tienes un pobre concepto de tus posibilidades de conseguir un empleo, seguramente estarás llevando a cabo una búsqueda de trabajo deficiente.

Desde nuestra propia experiencia, todos hemos podido comprobar, cómo los aspectos negativos captan más fácilmente nuestra atención y memoria.  Nos solemos dejar llevar por el recuerdo de los acontecimientos negativos que hemos padecido, poniendo el foco de atención en ellos y esperando lo peor. Es importante reeducar nuestra atención, memoria y expectativas para que se centren en los aspectos positivos y lograr ser más optimistas, dejando a un lado la visión catastrofista, que lo único que hace es dificultar el alcance de una vida plena y satisfactoria.

Martin Seligman, el padre de la Psicología positiva propuso el “Modelo de las tres vías hacia la felicidad” con de objetivo el aumentar el estado de bienestar de la persona, incrementar su felicidad y acentuar sus fortalezas personales. Estas tres vías son la vida placentera que persigue un aumento de las emociones positivas en el pasado, presente y futuro. La vía comprometida que trata de la puesta en práctica de las fortalezas personales con el objetivo de desarrollar un mayor número de experiencia óptimas o flujo de conciencia y por último, la vía significativa que es la vía que incluye el sentido de la vida, el desarrollo de objetivos que van más allá de uno mismo.

Teniendo en cuenta el modelo desarrollado por Seligman, desde un punto de vista práctico, podemos adoptar los siguientes hábitos para estar más conectados con el lado positivo y encontrar maneras de mantener una buena actitud ante la búsqueda de empleo.

  1. Ocupa 10 minutos antes de comenzar con las actividades del día para meditar o escuchar música que te relaje.
  2. Crea una imagen en tu mente en la que te veas trabajando en aquello que deseas. Proyecta en tu mente una representación en la que te veas firmando el contrato, con la ropa que te pondrías para trabajar, cumpliendo las funciones del puesto y volviendo a casa después de tu jornada laboral.
  3. Experimenta el alivio de haber conseguido un buen trabajo y la satisfacción de sentirte útil y valorado tras cumplir con tus tareas.
  4. Confecciona una lista en la que anotarás cuáles son tus tres mejores cualidades y los tres primeros éxito de tu carrera laboral. De forma periódica y a lo largo del día, recuerda cuáles son tus cualidades positivas y lo que te ha hecho tener éxito en el pasado, y las veces que has aplicado tus habilidades y conocimientos para realizar un buen trabajo.
  5. Después de cumplir con una tarea difícil en tu proceso de búsqueda de empleo, como realizar una entrevista dura o exponer un proyecto delante de un tribunal, recompénsate por el trabajo realizado. Ve al cine a ver la película que te gusta, queda con amigos o acude al concierto que estas deseando.
  6. Al final del día, piensa en los progresos que has hecho para conseguir los objetivos que te has planteado.
  7. Antes de dormir, siéntete satisfecho de ti mismo y dedica unos minutos a anticipar las cosas buenas que te va a deparar el día siguiente.

Naturalmente que no hay nada de mágico en las propuestas que te he hecho, ya que la magia y el poder están en ti y en el esfuerzo que realices para mantenerte positivo y perseverar en la consecución de tus metas. Sé que esto no es fácil, ya que culturalmente estamos programados para pensar en lo negativo y nuestro entorno nos recuerda día a día que estar en desempleo es algo malo. Es por ello, por lo que debemos de salir de nuestra zona de confort y dar un giro a nuestras creencias, adoptando hábitos y formas de pensar que nos proporcionen bienestar, optimismo y felicidad.

Si crees que provocas cosas buenas, tiendes a gustarte más que si crees que las cosas buenas vienen de otras personas.-Martin Seligman.

¿Qué es la Programación Neurolingüística?

La PNL constituye un modelo formal y dinámico de cómo la mente procesa la información y la experiencia y cuales son las diversas implicaciones que eso tiene para el éxito personal. Se dedica al estudio de lo que percibimos a través de nuestros sentidos, cómo organizamos, filtramos y revisamos la información que nos llega del mundo exterior. Además investiga los procesos que hacen que transmitamos nuestra representación del mundo mediante la utilización del lenguaje.

Programació Neurolingüística. PNL

PNL significa Programación Neuro-Lingüística. “Neuro”, se refiere a la forma en que recopilamos información del mundo exterior con nuestros cinco sentidos. ‘Lingüística’, se refiere a la forma en que damos sentido a esa información mediante la organización en la estructura del lenguaje. “Programación” se refiere a la forma en que nuestras interpretaciones del mundo controlan nuestras acciones, decisiones y comportamientos en la vida del día a día. La PNL es un modelo eminentemente práctico y  nos enseña que cambiando la forma en la que le damos sentido al mundo, podemos ajustar nuestros comportamientos y acciones con el fin de sacar el máximo provecho de nosotros mismos y de nuestras vidas. Se trata de una aplicación práctica que nos permite mediante técnicas y herramientas, desarrollar habilidades que nos posibilita mejorar a nivel personal y profesional, y convertirnos en quien deseamos y queremos ser. Al aprovechar el poder del lenguaje, la PNL desarrolla herramientas que nos da la posibilidad de romper las barreras mentales que todos, sin saberlo, creamos a través del tiempo y el hábito.

¿Es posible “reprogramar” el cerebro para ver el mundo de manera diferente? ¿Cómo lo hacemos?

No somos máquinas u ordenadores, ni venimos con un manual de instrucciones. No nos podemos instalar plugins para mejorar nuestras funciones. Nuestros cerebros son órganos muy complejos, y llevan a cabo millones de procesos de los que no somos conscientes. De hecho, nuestras neuronas hacen alrededor de un millón de conexiones cada segundo.

Una vez que nuestros cerebros filtran los millones de señales que nos llegan del mundo exterior, le damos un sentido a toda esa información a través del lenguaje. Compartimentamos conceptos y le atribuimos un sonido que los representa, formando las palabras, que finalmente se organizan de acuerdo a una estructura conocida como el lenguaje, integrada por una enorme red de significados y asociaciones que no sólo describen, sino que también dan forma al mundo que nos rodea. Si bien nos da la capacidad de formular, expresar y comunicar nuestros pensamientos, el lenguaje también impone límites y filtros a nuestras experiencias.

Cada uno de nosotros ve el mundo desde una perspectiva diferente. Independientemente de lo que le sucede a una persona durante su vida, es su forma de percibir los acontecimientos la que va a afectar a la riqueza de sus experiencias, y no la naturaleza de las mismas. Por ejemplo, imagínate que conoces a un hombre en una fiesta que te dice que estudia en una universidad privada y le gusta practicar la hípica.  En principio sabes solo dos cosas de esa persona, dónde estudia y  lo que le gusta hacer con su tiempo libre. Lo que interpretes a partir de esa información es producto de tu propia visión del mundo. Dependiendo del significado que tengan para ti universidad privada y practicar hípica, puedes llegar a interpretar que esa persona es rica y bien educada. A partir de aquí,puedes formarte opiniones más profundas en función de las ideas que asocies con las palabras “rica” y “bien educada”. Mientras que una persona podría estar pensando: “este tío es probablemente un snob” , otro podría estar pensando: “esta persona me podría enseñar algo interesante”. Esto demuestra hasta qué punto el  lenguaje puede hacer que nuestra percepción del mundo sea totalmente distinta a pesar de vivir experiencias similares.

Lo que hace la PNL es utilizar herramientas para alterar nuestro uso del lenguaje, ampliar los límites de nuestros mapas mentales y realizar los cambios que queremos hacer. Por ejemplo, para ti, ¿qué significa fracaso?. Puede representar un callejón sin salida. Podrías asociar la palabra “fracaso” con una sensación de hundimiento en el estómago, con un determinado color, o un cierto olor. Sin embargo, para otras personas la palabra fracaso podría representar un nuevo comienzo y la sabiduría adquirida. Estas asociaciones van a dar forma a cómo una persona va a reaccionar ante una situación de fracaso en el futuro. Al tener pensamientos tales como: “Yo no soy lo suficientemente bueno”, o “los demás son mejores que yo”, que se asocian con el fracaso, adoptamos una actitud derrotista que  realmente puede limitar nuestras experiencias y nuestros logros. Al alterar la forma en la que  diferentes palabras y asociaciones se vinculan en la red de nuestro vocabulario, podemos cambiar nuestra forma de pensar y la forma en que vivimos nuestras vidas.

He comentado anteriormente, que la PNL es un modelo eminentemente práctico y se puede aplicar para mejorar numerosos aspectos de nuestra vida. Desde mejorar nuestra forma de hacer negocios, nuestras habilidades profesionales o nuestra manera de enfrentarnos a los conflictos, hasta aumentar nuestra autoestima, aprender a seducir o sentirnos exitosos a nivel personal. Uno de los momentos en los que la PNL puede aportar muchos beneficios es en una situación de desempleo. En la actualidad quedarse sin trabajo y tener que buscar un nuevo empleo no es tarea fácil y en esta lucha podemos tener momentos en los que nos invade una profunda sensación de fracaso y nuestra autoestima se ve afectada. La PNL nos puede preparar para darle un nuevo enfoque a nuestra situación, ayudándonos a cambiar nuestras creencias limitantes, aumentar  nuestra confianza y elevar nuestra autoestima. Todo ello va a redundar en un comportamiento más eficaz de búsqueda de nuevas oportunidades laborales.

La PNL cuenta con múltiples herramientas para enseñarnos a tomar el control de nuestras vidas y modificar todo aquello que en la actualidad nos está dificultando alcanzar nuestra meta. En próximos post seguiremos explorando e interesándonos por este modelo terapéutico, del cual podemos extraer técnicas que nos ayude en el aprendizaje de habilidades para nuestra búsqueda de empleo o emprendimiento.

Francisco Góngora.

Herramientas para tu proceso de autocoaching.

Autocoaching

– Podría decirme, por favor, ¿qué camino he de seguir desde aquí? – preguntó Alicia- Eso depende en buena medida del lugar al que quieras ir – dijo el gato – No me importa mucho dónde …- dijo Alicia  – Entonces no importa por donde vayas – dijo el gato. Lewis Carroll, Alicia en el país de las maravillas.

Recuerda que tu proceso de autocoaching consiste en pasar de tu estado actual, el cual percibes como insatisfactorio, a tu estado deseado. Para ello tienes que recorrer una serie de fases que van desde tomar conciencia de tu situación, tener motivación, saber si cuentas con  los recursos adecuados y por último la acción, ponerte manos a la obra. En este post te voy a recomendar una serie de técnicas para que definas cada una de estas fases de tu proceso.

Lo primero es definir tu estado deseado. Debes de tener claro exactamente lo que quieres lograr. Para ello puedes emplear las siguientes técnicas:

  • TÉCNICA SMART.

Se trata de una técnica de definición de objetivos y te va a permitir detallar tu estado deseado y hacerlo medible.

Un objetivo, para que sea trabajable tiene que ser especifico, es decir, determinar de forma precisa lo que se quiere lograr. Tiene que ser medible. Se tiene que poder medir y percibir los cambios que te permiten saber que lo has conseguido. Tiene que ser un objetivo propio, que haya salido de ti y que tu nivel de compromiso e implicación con él sea alto. Tiene que ser realista, es decir, que las  probabilidades de alcanzarlo sean efectivas y por último tiene que ser divisible, que se pueda dividir en fases, y saber cada cuanto tiempo vas a medir tus progresos y cuales son los pasos que te acercarán a tu objetivo.

Técnica SMART

Las reglas básicas para establecer objetivos son:

  1. El objetivo debe de estar formulado de manera positiva. Por ejemplo, quiero conseguir un empleo, en vez de, no quiero estar en desempleo.
  2. Ha de ser ecológico. Que ese objetivo este en concordancia con el resto de las áreas de tu vida.
  3. Tener feedback- Cuales van a ser las evidencias que te indiquen que lo has alcanzado y no solo con respecto al objetivo final, sino a medida que vas avanzando, tienes que poder obtener información que te permita saber si vas por buen camino.
  • LA DEFINICIÓN DE ÉXITO Y LA SOLUCIÓN MÁS ALLÁ DEL PROBLEMA.

La técnica Smart te permite definir tu estado deseado y hacerlo medible, sin embargo es necesario acompañar esta técnica de herramientas más emocionales como son la definición de éxito y la solución más allá del problema.

La técnica de  definición de éxito consiste en visualizar, imaginarte, que has alcanzado el objetivo que te has planteado y experimentar cómo te sientes en esa situación, qué te aporta haber logrado el objetivo, qué estas haciendo de forma diferente y porqué es importante para ti. Es fundamental que trabajes sobre esta sensación ya que es lo que te va a permitir tener una motivación alta , un sentido de propósito. Estas produciendo y perfilando tu definición de éxito.

La solución más allá del problemas es similar a la anterior, solo que partimos de un problema que queremos resolver y nos imaginamos que ese problema ya ha desaparecido, hemos conseguido superarlo. Como en la situación anterior debes de comprobar cómo te sientes, qué cosas han cambiado, qué estas haciendo diferente y porqué es importante para ti.

Si no tienes una definición de éxito que sea importante para ti, tampoco vas a encontrar motivos para realizar todos los esfuerzos que suponen tanto alcanzar un objetivo como solucionar un problema.

Ahora te vas centrar en analizar tu realidad, determinar cual es tu situación actual.

  • ANÁLISIS DAFO

Para analizar tu realidad, harás un  DAFO en relación con tu objetivo, con aquello que quieres alcanzar y que ya tienes previamente definido.

1 OBJETIVO → 2 DAFO

El análisis D.A.F.O consiste en identificar cuales son tus debilidades, fortalezas,  amenazas y oportunidades.

Debilidades- Aquellos recursos internos que no tengo y que necesito mejorar. Depende de mí  y va a dificultar el alcance de mi objetivo. Pueden ser falta de capacidades, actitudes negativas, hábitos desfavorables, falta de formación…etc.

Fortalezas- Recursos internos con los que ya cuento y que facilitan mi avance hacia el objetivo. Serían aquellas habilidades, capacidades, formación y experiencia que poseo.

Amenazas- Factores externos, del entorno, que pueden suponer obstáculos que me impiden avanzar hacia mi objetivo. Son obstáculos a superar.

Oportunidades- Aquellos factores externos, que están en el entorno y que puedo aprovechar ya que me van a facilitar el alcance de mi objetivo. Son trampolines para avanzar.

Análisis Dafo

¿Para qué vas a utilizar el análisis DAFO?

Lo primero que te va a aportar es la posibilidad de hacer una valoración, una exploración de tu realidad actual con respecto a tu objetivo. Una vez finalizado el análisis, has tenido que identificar cuáles son tus fortalezas a potenciar, las debilidades que necesitas entrenar para mejorar, las oportunidades que puedes aprovechar y las amenazas que eres capaz de convertir en oportunidades. De este análisis van a surgir diferentes estrategias de acción (lo que tienes que hacer), el plan que vas a seguir y cómo vas a priorizar estas acciones.

La última fase del proceso de cambio es la acción. Para superar esta etapa es necesario utilizar  herramientas que te van a permitir tener una visión amplia de los diferentes hitos generales del camino, establecer y planificar acciones concretas, los recursos que  vas a necesitar y cómo hacer un seguimiento de tus avances.

  • EL MÉTODO ISHIKAWA- 

Para definir de forma clara desde el inicio cuales son los pasos, las acciones y los recursos que vas a necesitar para llegar a tu objetivo. Te aporta una mayor toma de conciencia de las acciones que tienes que realizar y de los recursos que vas a requerir.

Método ishikawa

  • ESCALA DE AUTOEVALUACIÓN-

Te permite ir evaluando tu desempeño en la consecución de la meta. Te aporta autonomía a la hora evaluar tus avances y hacerte consciente de la distancia a la que te encuentras en relación a tu objetivo.

¡Ahora estás preparado para comenzar tu proceso de cambio!

Libera tu talento a través del autocoaching.

Autocoaching.

La base de todo cambio es atreverse a dar el paso para iniciarlo

El coaching cubre el vacío existente entre lo que eres y lo que quieres llegar a ser. Es un proceso en el cual vas a partir de tu situación actual  y vas a llegar a una situación futura, aquello que anhelas. Lo que te propongo es que lleves a cabo tu propio proceso de coaching (autocoaching) y descubras el camino desde dónde estas ahora hasta dónde quieres llegar, liberando tu talento y aumentando tus potencialidades.

Entre los aspectos que tienes que trabajar para poder llegar a ese estado deseado, estarían los siguientes:

  • En principio definir tu objetivo, lo que quieres cambiar, mejorar, aprender.
  • Una vez que has determinado ese objetivo, es importante que revises y descubras cuales son tus creencias, cual es tu visión de tu situación actual y lo que crees sobre tu capacidad para alcanzar el objetivo que te has planteado.
  • Otro aspecto fundamental en un proceso de coaching, es el alineamiento con tus valores, lo que es importante para ti y cómo quieres que sea el proceso.Cómo lo vas a hacer y que es lo que te motiva.
  • A lo largo de este proceso de autocoaching, también es importante que tomes conciencia de cuales son tus fortalezas, cuales son los recursos en los que te vas a apoyar. Normalmente, cuando afrontamos cualquier tipo de cambio o nos proponemos un reto, somos más conscientes de lo que nos falta para llegar, de lo que nos limita, que de aquello que nos potencia. En nuestro proceso de coaching  debemos de centrarnos en nuestras fortalezas, en aquello que nos impulsa, en nuestras habilidades.
  • Después de haber tomado conciencia de nuestras fortalezas, tenemos que tener en cuenta cuales son nuestras debilidades, que en definitiva son nuestras áreas de mejora, aquellos aspectos que debemos de cambiar y que se van a convertir en nuestras áreas de aprendizaje, lo que nos va a llevar de nuestra situación actual a nuestro objetivo deseado.
  • Otro punto fundamental que te va a aportar tu proceso de autocoaching es hacerte consciente de todas las alternativas de acción posibles. Tienes que ser creativo y explorar, ser capaz de crear nuevas alternativas y ver tu situación desde diferentes puntos de vista.
  • Una vez que seas consciente de las diferentes perspectivas, algo fundamental es asumir el compromiso, qué vas a hacer y cual va a ser tu plan de acción.

Otros aspectos importantes en los que te tienes que apoyar en tu proceso van a ser estos cuatro pilares fundamentales:

1. El cambio.

El cambio deseado serian aquellos proyectos, objetivos o retos personales que nos planteamos. Las fases de un proceso de cambio van a coincidir con las fases del proceso de coaching, ya que coaching es cambio.

Primero tienes que tomar conciencia de cuál es tu situación, de aquello que te genera insatisfacción y de qué es lo que quieres lograr y cuales son tus motivaciones.

Una vez que eres conscientes de los cambios que quieres hacer, lo siguiente sería plantearte si realmente quieres, si tienes los suficientes argumentos y la suficiente fuerza para hacerlo.

Es fundamental saber cómo hacerlo, tener los recursos para ello y si no los tienes, saber dónde puedes buscarlos.

Por ultimo, la acción. Si no haces nada para cambiar, te vas a mantener en la misma situación.

Algo esencial en cualquier proceso de cambio es tener confianza en tus talentos, respetar tus procesos y tus tiempos, ser capaz de valorar tus propios recursos y aceptar tu situación actual. Recuerda que lo único que permanece en nuestra vida es el cambio.

2. Aprendizaje.

Consiste en ampliar tu capacidad de acción efectiva. El objetivo dentro del coaching es que cuando finalices seas capaz de hacer, de pensar y de sentir cosas diferentes. Para obtener resultados diferentes tienes que hacer cosas diferentes. Las fases de aprendizaje por las que vas a pasar son:

  • Primero, no sabes que no sabes. Incompetencia inconsciente.
  • Después tomas consciencia de lo que nos sabes y de lo que quieres, sabes que no sabes. Incompetencia consciente.
  • Sabes que sabes. Competencia consciente.
  • Por último competencia inconsciente. Lo haces de manera automática.

3. Responsabilidad.

Asumir la capacidad de responder a las diferentes situaciones que la vida te plantea. Existen distintas formas de afrontar estas situaciones.

  • Adoptando una actitud de víctima. Aquí toda la responsabilidad de lo que me sucede depende del entorno. No eres parte del problema y por tanto, tampoco eres parte de la solución.
  • Analizando la situación. Analizas lo que pasa, sabes lo que sucede y lo que quieres cambiar y finalmente asumes tu capacidad para responder y encontrar soluciones.

4. Constancia.

En tu proceso, es necesario que tomes conciencia de los hábitos que son disfuncionales y no te aportan nada positivo y a partir de ahí, incorporar nuevos hábitos que te acerquen a tus objetivos.

Para ello te voy a proponer tres claves que te ayudaran a incorporar nuevas formas de comportarte y nuevas formas de pensar.

  • El número de repeticiones de las acciones que conforman el hábito. Cada repetición es un avance hacia la consolidación.
  • Que las acciones sean uniformes y progresivas, es decir el cambio debe de ser lento y gradual.
  • La motivación con la que creamos el hábito, considerando la atención y la intención con la que lo hacemos.

¿Estas dispuesto a iniciar el proceso para alcanzar aquello que anhelas?

En el próximo post os voy a recomendar una serie de técnicas que podéis utilizar para definir vuestros objetivos, analizar vuestra situación actual, generar estrategias de acción y tomar conciencia de cuales son las actuaciones que tenéis que realizar y los recursos que vais a necesitar.