¿Por qué sigo sin empleo?

¿Por qué sigo sin empleo?

Como consecuencia de la destrucción masiva de puestos de trabajo durante los últimos años, miles de personas en la actualidad se encuentran en la difícil coyuntura de estar en desempleo, y en muchas ocasiones no saben cómo salir de esta situación. El desempleo de larga duración puede causar estragos en la autoestima y el bienestar de una persona, y peor aún, las grandes lagunas en el currículum que provoca el desempleo actual, también puede marcar a la persona desempleada y hacer que su búsqueda se prolongue más en el tiempo.

Existen muchas razones por las cuales una persona permanece en desempleo y en este post voy a tratar de proporcionar una serie de consejos para ayudaros a esquivarlas.

El estigma de estar en desempleo.

Consciente o inconscientemente, muchos empresarios tienen prejuicios a la hora de contratar a una persona que está en desempleo, sobre todo si ha permanecido sin trabajo durante más de seis meses.

Un estudio titulado “El estigma psicológico del desempleo”, ha encontrado prejuicios por parte de los directores de Recursos Humanos a la hora de seleccionar a un candidato que en la actualidad está en desempleo, y estos prejuicios aumentan en función de la duración del mismo. Esta discriminación, muy común en la actualidad, se basa en el estigma psicológico asociado al desempleo, por el cual los empresarios perciben a las personas que se encuentran en esta situación como menos competente y con menor empleabilidad que las personas con trabajo.

¿Cómo vencer esto?

Es importante desarrollar y mantener una buena imagen profesional y proyectarla a través de las herramientas 2.0. Tener un perfil activo en linkedin y hacerte visible participando en los grupos, es una buena manera de darte a conocer como profesional dentro de tu área de actividad, y demostrar que estas desempleado pero no parado.

Permanecer activo participando en acciones de voluntariado relacionadas con tu ocupación, es una opción muy favorable, ya que te permite mantener y ampliar tus competencias profesionales y evidenciar que los huecos en tu currículum durante el desempleo han estado ocupados en la realización de proyectos altruistas.

Realizar cursos de formación online y/o presenciales te va a permitir actualizarte dentro de tu sector y ampliar tu formación. Las personas que continúan formándose demuestran que están dispuestos a esforzarse para adquirir nuevos conocimientos que les permitan seguir siendo profesionales competentes. Una buena idea es evaluar tus capacidades y reforzar aquellas áreas en las que flaqueas, demostrando así una mayor cualificación profesional que te hará ser más valorado.

No estas aprovechando bien las oportunidades en tu búsqueda de empleo.

Tener éxito en la búsqueda de empleo requiere en la actualidad de un máximo esfuerzo. Con una tasa de desempleo desorbitada, nos encontramos en un mercado laboral con muchos candidatos y pocos puestos de trabajo. Los empresarios saben que pueden ser muy exigentes a la hora de elegir a un aspirante, y buscan un prototipo de trabajador que reúna todo tipo de competencias y en el nivel más alto.

¿Cómo hacer frente a esta situación?

Preparar muy cuidadosamente tu respuesta para cada oportunidad de empleo. Tu currículum y tu carta de presentación tienen que estar adaptados a cada oferta por la que postules.

Preparar muy a fondo las entrevistas de trabajo. La competencia es demasiado difícil para dejar tu entrevista en manos de la improvisación.

Es importante cuidar tu reputación en las redes sociales. Muchos empresarios y directores de Recursos Humanos rastrean las redes en busca de información relevante para completar el perfil de los candidatos. No publiques información sobre ti que pueda ser contraproducente y procura acatar un código ético en las conversaciones que establezcas en Internet. Resiste la tentación de discutir, criticar a tu antiguo jefe o cosas similares, ya que puede ser leído por un reclutador y descartar tu candidatura.

La competencia es dura, pero la puedes superar si estás preparado, cuidas tu reputación online y aportas el  valor y diferenciación necesarias a tu marca personal para destacar entre la multitud.

No estas cuidando tu red de contactos.

Cuando estamos en paro, y más si éste se prolonga en el tiempo, sentimos vergüenza y evitamos salir y conocer gente. Esta tendencia al aislamiento es muy perjudicial para nuestra búsqueda de empleo, ya que el establecimiento de redes de contacto resulta fundamental para conseguir un trabajo.

¿Qué puedo hacer?

No pases todo el día delante del ordenador buscando empleo. Queda con algún amigo para tomar un café, sal y haz deporte al aire libre. Nunca se sabe dónde puede estar la oportunidad que estas buscando.

No pienses en la redes de contacto como algo forzado. Piensa que tienes que salir con amigos y  conocer gente nueva y así podrás hacer nuevos contactos de los que pueden surgir nuevas oportunidades.

Aprovecha las jornadas, los cursos, los talleres y las oportunidades de voluntariado para conocer gente y establecer contactos que te pueden resultar útiles en el futuro.

Estamos en un mundo defectuoso y a veces tremendamente injusto. No debes de soportar toda la culpa de tu falta de empleo, ya que sin duda la mayoría de los reclutadores podrían mejorar tanto los procesos de selección como la forma en la que tratan a los demandantes. Realiza tus mayores esfuerzos, mantén a raya el desaliento y busca la motivación necesaria para seguir adelante contra todo pronóstico.

¡Siguiendo estos consejos estarás más cerca de conseguir tu meta! ¡Ve a por ello!