Psicología positiva para conseguir empleo.

 

Psicología positiva y búsqueda de empleo

La Psicología positiva se ocupa del estudio e investigación científica de las cualidades y emociones positivas del ser humano. Trata de investigar cuales son los procesos subyacentes a las cualidades positivas de las personas. Sus objetivos son aportar nuevos conocimientos sobre la psicología humana en relación a aspectos como el  optimismo, la felicidad o la inteligencia emocional. En lugar de centrarse en los aspectos negativos para intentar mejorarlos, la Psicología positiva pone el énfasis en las fortalezas, en lo correcto de las personas. El interés está en lo que contribuye al bienestar de la persona, no en lo que la hace sufrir, en los logros y éxitos que ha tenido, y no en sus fracasos.

Si estas en desempleo habrás escuchado más de una vez lo importante que es mantener una actitud positiva y aunque a veces resulte repetitivo, es totalmente cierto. La conocida como ley de la atracción, que nutre sus raíces en el concepto de “pensamiento positivo”, viene a decir que lo semejante atrae a lo semejante. Por tanto, si tienes una buena opinión de ti mismo, una visión positiva del futuro, si deseas algo con mucha intensidad, con pleno optimismo y confianza y piensas que vas a lograr el empleo que estás buscando, es mucho más probable que alcances tus objetivos. Al contrario, si eres consistentemente negativo, tienes una visión pesimista acerca del futuro y tienes un pobre concepto de tus posibilidades de conseguir un empleo, seguramente estarás llevando a cabo una búsqueda de trabajo deficiente.

Desde nuestra propia experiencia, todos hemos podido comprobar, cómo los aspectos negativos captan más fácilmente nuestra atención y memoria.  Nos solemos dejar llevar por el recuerdo de los acontecimientos negativos que hemos padecido, poniendo el foco de atención en ellos y esperando lo peor. Es importante reeducar nuestra atención, memoria y expectativas para que se centren en los aspectos positivos y lograr ser más optimistas, dejando a un lado la visión catastrofista, que lo único que hace es dificultar el alcance de una vida plena y satisfactoria.

Martin Seligman, el padre de la Psicología positiva propuso el “Modelo de las tres vías hacia la felicidad” con de objetivo el aumentar el estado de bienestar de la persona, incrementar su felicidad y acentuar sus fortalezas personales. Estas tres vías son la vida placentera que persigue un aumento de las emociones positivas en el pasado, presente y futuro. La vía comprometida que trata de la puesta en práctica de las fortalezas personales con el objetivo de desarrollar un mayor número de experiencia óptimas o flujo de conciencia y por último, la vía significativa que es la vía que incluye el sentido de la vida, el desarrollo de objetivos que van más allá de uno mismo.

Teniendo en cuenta el modelo desarrollado por Seligman, desde un punto de vista práctico, podemos adoptar los siguientes hábitos para estar más conectados con el lado positivo y encontrar maneras de mantener una buena actitud ante la búsqueda de empleo.

  1. Ocupa 10 minutos antes de comenzar con las actividades del día para meditar o escuchar música que te relaje.
  2. Crea una imagen en tu mente en la que te veas trabajando en aquello que deseas. Proyecta en tu mente una representación en la que te veas firmando el contrato, con la ropa que te pondrías para trabajar, cumpliendo las funciones del puesto y volviendo a casa después de tu jornada laboral.
  3. Experimenta el alivio de haber conseguido un buen trabajo y la satisfacción de sentirte útil y valorado tras cumplir con tus tareas.
  4. Confecciona una lista en la que anotarás cuáles son tus tres mejores cualidades y los tres primeros éxito de tu carrera laboral. De forma periódica y a lo largo del día, recuerda cuáles son tus cualidades positivas y lo que te ha hecho tener éxito en el pasado, y las veces que has aplicado tus habilidades y conocimientos para realizar un buen trabajo.
  5. Después de cumplir con una tarea difícil en tu proceso de búsqueda de empleo, como realizar una entrevista dura o exponer un proyecto delante de un tribunal, recompénsate por el trabajo realizado. Ve al cine a ver la película que te gusta, queda con amigos o acude al concierto que estas deseando.
  6. Al final del día, piensa en los progresos que has hecho para conseguir los objetivos que te has planteado.
  7. Antes de dormir, siéntete satisfecho de ti mismo y dedica unos minutos a anticipar las cosas buenas que te va a deparar el día siguiente.

Naturalmente que no hay nada de mágico en las propuestas que te he hecho, ya que la magia y el poder están en ti y en el esfuerzo que realices para mantenerte positivo y perseverar en la consecución de tus metas. Sé que esto no es fácil, ya que culturalmente estamos programados para pensar en lo negativo y nuestro entorno nos recuerda día a día que estar en desempleo es algo malo. Es por ello, por lo que debemos de salir de nuestra zona de confort y dar un giro a nuestras creencias, adoptando hábitos y formas de pensar que nos proporcionen bienestar, optimismo y felicidad.

Si crees que provocas cosas buenas, tiendes a gustarte más que si crees que las cosas buenas vienen de otras personas.-Martin Seligman.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s