Cómo configurar tu perfil profesional en Linkedin.

linkedin

Linkedin es la red social profesional por excelencia. Es la más utilizada para encontrar trabajo y para iniciar, mantener y hacer crecer una red de contactos profesionales.

Tu perfil en Linkedin es un escaparate para los potenciales empleadores. Es una base de datos de talento y habilidades y una de las herramientas más utilizadas por los reclutadores para buscar candidatos. Eres potencialmente visible para todos aquellos que buscan específicamente lo que tu puedes ofrecer.

Claves para optimizar tu perfil en Linkedin.

Si quieres que tu perfil te ayude a cumplir tus objetivos profesionales, debes de tener en cuentas las siguientes claves a la hora de configurarlo:

Imagen: Se nos debe de ver de forma clara y con luz, además de con cierto aire profesional. La gente recuerda más los rostros que los nombres.

Dirección de perfil: Personaliza la url de tu perfil haciendo que contenga tu nombre y tu profesión, para que te puedan identificar con ella.

Titular: Tienes 120 caracteres en la parte superior de tu perfil para describir lo que haces. Es importante que contenga palabras claves que describan de forma convincente por lo que nos interesa ser encontrados. Por defecto, si no configuramos esta opción, aparece la última profesión que registramos en experiencia.

Extracto: Se trata de un resumen de tu vida profesional. Responde a la pregunta ¿Cómo resumirías tu experiencia y objetivos?. Cualquier persona que lo lea, debe de tener claro quien eres, qué haces y cuales son tus intereses profesionales. Aquí no se trata de explicar tu C.V, sino de hablar de las cualidades y competencias que has alcanzado a lo largo de tu trayectoria. Tu resumen puede incluir fotografías, una infografía de tu experiencia o un vídeo de una charla que diste. Vale la pena hacer el esfuerzo y escribir un resumen que sea cautivador y que refleje tu esencia como profesional. Puedes terminar realizando una llamada a la acción del tipo”ahora que me conoces y sabes lo que hago, si estas interesado no dudes en ponerte en contacto conmigo, estoy abierto a todo tipo de propuestas profesionales.”

Experiencia: Es lo que más se parece a un Curiculum Vitae  tradicional. Se trata del espacio dedicado a exhibir tu experiencia, conocimientos y habilidades. Es importante hablar de las funciones que has realizado en el puesto de trabajo, lo que has aportado al puesto y cuál ha sido tu valor diferencial. Es importante también, actualizarlo cada vez que cambie tu situación laboral para que no quede desfasado. Cuando teclees el nombre de la empresa, debes de elegir entre las sugerencias que aparecen. Esto quiere decir que otras personas ya han dicho que trabajan en esa empresa y te agrupará con ellas. Si la empresa tiene página en Linkedin, aparecerá su logotipo en tu perfil.

Aptitudes y conocimientos: Son los términos que añadimos sobre las áreas que dominamos. Nuestros contactos las pueden validar, lo que genera confianza en quien lo ve, ya que nos aporta credibilidad. Es muy recomendable añadir las aptitudes ya que funcionan muy bien en el buscador. Por ejemplo, podrían estar buscando a un Psicólogo especialista en Mediación Familiar, y si un Psicólogo ha marcado entre sus aptitudes la Mediación Familiar y consigue varias validaciones, será muchos más probable que aparezca en el buscador. Sé generoso con los contactos que conozcas, validando sus aptitudes y conocimientos para que ellos hagan lo mismo contigo.

Educación: Añade todo lo que hayas estudiado, carrera, master y los cursos que te sirvan para tu vida profesional. Aquí tambien puedes seleccionar entre las opciones que te aparecen mientras  tecleas el nombre del centro dónde estudiaste cada titulación. Esto nos agrupara automáticamente con otros alumnos y nos será más sencillo contactar con compañeros.

Recomendaciones: Uno de los aspectos más valioso que aporta Linkedin, es el generar credibilidad y ello lo podemos conseguir a través del apartado de recomendaciones. Podemos recomendar y ser recomendados. No todas las recomendaciones tienen el mismo peso, siendo las más significativas las de los jefes o los clientes, seguidas de las de los compañeros. Para lograr que tu perfil aporte a quien lo vea, una gran credibilidad, tienes que ser proactivo a la hora de pedir recomendaciones.

Palabras clave y SEO: Incluir palabras claves en todas las secciones de tu perfil para la optimización de los motores de búsqueda (SEO). Ya sabes que cuando los reclutadores hacen búsquedas en Linkedin, lo hacen utilizando palabras clave en función de la industria o el perfil de candidato que necesitan.

Grupos y Asociaciones: Los grupos son una excelente manera de construir relaciones y establecer contactos con personas que están haciendo un trabajo similar al tuyo o que tiene intereses comunes. Tienes alrededor de 1,3 millones de grupos en Linkedin para elegir. Únete a la mayor cantidad de grupos relevantes que puedas y contribuye en las conversaciones que se generan, muestra tu experiencia, tu valor y tus intereses.

Asegúrate de tener el perfil completo: Linkedin dice que un perfil aparece 40 veces más en los resultados de búsqueda si está completo. Tienes 40 veces más oportunidades de ser encontrado.

Ahora ya tienes tu perfil preparado para comenzar a buscar aquellos contactos que te interesen en tu objetivo profesional. En el próximo post te daré las claves para relacionarte de manera efectiva en Linkedin y crear una red de contactos.

Francisco Góngora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s