¿Cómo afectan nuestras emociones y creencias en la búsqueda de empleo?

Emojis

Emociones y creencias influyen en nuestro comportamiento. Las creencias que tenemos sobre un determinado asunto o acontecimiento en nuestra vida, generan emociones y éstas pueden llegar a ser desadaptativas y nos pueden dificultar el camino. Si  ante una situación de desempleo tengo creencias de tipo negativo como “no voy a lograr un empleo” “nadie me va a querer en su empresa”…etc, esto me va a provocar emociones negativas que me generan malestar y por tanto van a limitar mi proceso de búsqueda.

Por suerte este tipo de creencias y emociones limitantes se pueden controlar y modificar y para ello es necesario en primer lugar identificarlas, analizarlas y sustituirlas por otras que sean positivas y nos creen el efecto contrario.

Nuestro cerebro, no distingue realidad de pensamiento, es decir, se activan los mismos mecanismos neuronales cuando pensamos , cuando recordamos, cuando imaginamos o cuando estamos haciendo algo. Después de conocer esto, ten cuidado con lo que piensas y sientes, trata de que sea positivo porque tu cerebro se lo cree como real.

No puede haber generación de valor, creatividad, realización de objetivos y aprendizaje si nosotros no pensamos que podemos influir sobre cualquier circunstancia por compleja que sea.

En muchas ocasiones los factores externos son los que nos desmoralizan y nos bloquean para lograr lo que queremos, pero realmente es nuestra actitud, nuestra forma de actuar frente a esas circunstancias la que va a determinar el cambio, y para que esta actuación sea efectiva y válida, tiene que ir acompañada de creencias y emociones positivas.